La nueva termoselladora G 700 envasa platos preparados, aperitivos, verdura y productos frescos loncheados de forma altamente eficiente y rentable

MULTIVAC amplía su cartera de productos con la G 700, una termoselladora de alto rendimiento para envasar platos preparados, aperitivos, verdura o productos frescos loncheados de todo tipo. Gracias a su innovadora tecnología de inyección de gas, esta máquina permite envasar también de forma cuidadosa y segura productos sensibles, productos con ingredientes que se desmigajan y alimentos envasados en caliente en atmósfera protectora. La G 700 ofrece una alta flexibilidad en lo relativo al procesamiento de diferentes formatos de bandejas, así como un alto rendimiento y una máxima rentabilidad.

Con la nueva termoselladora, presentada por vez primera en la interpack 2017, MULTIVAC responde a una notable tendencia hacia los productos listos para consumir. Especialmente la demanda de comidas preparadas, entrantes, ensaladas y mezclas de frutas listas para consumir, así como aperitivos pequeños y saludables está en aumento continuo.

 

Proceso de envasado EFICIENTE que cuida el producto

Dependiendo de los productos a envasar, en la G 700 se pueden fabricar envases de bandeja con o sin modificación de atmósfera. 

Para fabricar envases con atmósfera modificada, en la G 700 se realiza un barrido con gas en las bandejas en lugar de aplicarles vacío. De esta forma, el proceso de envasado cuida más el producto y se puede usar también con alimentos sensibles. También se pueden envasar de forma segura productos con componentes que se desmigajan o componentes de menús que se rellenan en caliente. En esta tarea, la G 700 alcanza ritmos de hasta 15 ciclos por minuto. Al envasar sin modificación de atmósfera se pueden alcanzar hasta 18 ciclos por minuto.

Alta flexibilidad en cuanto a productos y diseño de envases

En la G 700 se pueden procesar, además de bandejas de plástico, bandejas de aluminio o cartón, así como bandejas con diferentes diseños y bandejas con varios compartimentos con una longitud máxima de bandeja de 110 mm. La G 700 dispone de un sistema de transporte preciso y fiable que garantiza un transporte de bandejas prestando el mayor cuidado. El cambio de horma se realiza de forma rápida y sencilla.

Para la carga y el guiado de las bandejas, la G 700 se puede equipar con sistemas de cinta o sistemas de alimentación con transportador por cadena de MULTIVAC, que se pueden integrar en el desapilador correspondiente.

Asimismo, la G 700 de MULTIVAC se ha equipado con una interfaz de usuario intuitiva para garantizar un uso cómodo y a la vez ergonómico, así como una alta seguridad del proceso.

Aplicaciones

La G 700 está diseñada para envasar en envases MAP productos listos para consumir, como platos preparados, componentes de menús, aperitivos, fruta, verdura y ensaladas. Las soluciones de envasado en bandejas de MULTIVAC cumplen los más altos requisitos en lo relativo a la caducidad, seguridad del envase y presentación del producto. 

Atmósfera natural

La solución técnicamente más sencilla es la soldadura de bandejas sin intercambio de atmósfera. Estos envases protegen el producto frente a la manipulación y a influencias mecánicas, pero no tienen ninguna propiedad que prolongue su durabilidad.

Atmósfera equilibrada (EMAP)

Por medio de microperforación se adapta la permeabilidad de la lámina superior a la tasa de respiración del producto. De este modo se crea una atmósfera equilibrada capaz de prolongar la durabilidad de productos sensibles que respiran, como fruta, verdura, ensalada y hierbas.

Atmósfera  de protección

En el caso de envases con atmósfera de protección, se sustituye la atmósfera del envase por una mezcla de gases adecuada al producto para mantener así su forma, color y frescura. Dado que los productos cocinados y listos para consumir (como ensaladas y productos envasados en caliente) son delicados, no los envasamos al vacío sino que, antes de soldar los envases, los rellenamos de forma rápida y homogénea con la atmósfera modificada que se haya seleccionado. 

Cómodos, duraderos, sabrosos y de alta calidad

Los platos precocinados y los alimentos listos para consumir, es decir, alimentos con distinto grado de procesamiento, están cada vez más solicitados por los consumidores. Ambos suelen ser algo más caros, pero ofrecen muchas ventajas: se conservan y almacenan bien y, sobre todo, se preparan de forma rápida y fácil. Hasta los cocineros profesionales recurren cada vez más a estos cómodos envases, ya que falta mano de obra cualificada y están sometidos a una enorme presión.

Según estimaciones prudentes de algunos expertos, el número de productos listos para consumir utilizados en la gastronomía y en comedores superaría ya el 70 por ciento. En cuanto a los domicilios particulares, según las últimas encuestas realizadas por el instituto demoscópico Forsa, a un 40 por ciento de los alemanes les gusta comer de vez en cuando en su casa pizzas congeladas o platos preparados. La comida vegetariana sigue teniendo gran importancia, ya que alrededor de un 12 % de los platos preparados lanzados al mercado el pasado año pertenecen a dicha categoría. En 2011 solo constituían un dos por ciento.

Son sobre todo los más jóvenes (concretamente, un 72 % de los encuestados por Forsa), así como las mujeres (un 63 % de ellas), los que valoran poder preparar la comida de forma rápida y fácil. En general, solo un 39 % sigue cocinando en casa, mientras que en 2015 era aún un 41 %. Esta tendencia continúa debido a la creciente movilidad y a las nuevas condiciones de vida.

Gran potencial

La mala imagen que tenían los platos preparados es ya cosa del pasado. Hoy en día, estos platos son modernos y de alta calidad, tienen envases atractivos y son totalmente higiénicos. Especialmente se ha detectado un gran potencial en los productos ecológicos. Según encuestas realizadas por la feria de Nuremberg en la Biofach 2017, cerca de un 84 % de los propietarios de tiendas y pequeños supermercados ecológicos esperan que el volumen de negocio aumente también en 2017. También se prevé que experimente un crecimiento considerable el comercio online, ya que, por falta de tiempo, por comodidad o afinidad, los consumidores son cada vez más favorables a realizar la compra a domicilio de alimentos de calidad ecológica, premium o normal con solo pulsar un botón. Según estiman los expertos, en el año 2030 la mayor parte de las compras se realizarán desde el sofá o el escritorio o vía smartphone, y los alimentos, envasados de forma segura para el transporte y con bajo consumo de recursos, serán suministrados a domicilio por empresas de servicios. En general, la evolución apunta hacia porciones de tamaño adecuado a las necesidades de los consumidores; las personas que viven solas y las personas mayores, por ejemplo, desean productos adaptados a su tipo de consumo.

Sanos y sabrosos

De los alimentos se espera que sean sanos, equilibrados y de alta calidad, tanto si se trata de pasta, platos al curry, platos preparados secos o con salsa, con mucha carne, vegetarianos o veganos. Siguiendo las últimas tendencias, las empresas procesadoras de alimentos evitan el uso de aromas artificiales, reforzantes del sabor, conservantes y colorantes. Para el 91 % de los consumidores, el sabor es lo más importante. Sin embargo, el diseño del envase desempeña también un papel importante, ya que los productos contenidos en envases atractivos y que prometen una conservación prolongada sin mermas en la calidad y un fácil manejo son los preferidos en el punto de venta.

Otra gran tendencia de este mercado es la comida preparada del tipo Chilled Food. El volumen de mercado de estos productos semipreparados o preparados que pueden encontrarse entre los alimentos congelados crece rápidamente cada año. Pero también tienen una aceptación creciente los productos listos para consumir de alta calidad (High Convenience). Se trata de platos de calidad premium producidos en establecimientos gastronómicos (y en adelante también en la industria) que, una vez calentados, no se distinguen de los platos cocinados en casa. Para ello los componentes del plato (por ejemplo, carne o pescado, guarnición y salsa) se envasan en porciones en bolsas de plástico, se calientan por separado y se colocan en el plato, con un resultado muy apetitoso.

En cuanto a la localización geográfica de esta tendencia, Rusia, China e India son los mercados que experimentan un crecimiento más fuerte de la demanda de alimentos listos para consumir y platos preparados. En Rusia, por ejemplo, en la actualidad están surgiendo numerosos centros de producción en los que grandes holdings agrarios o cadenas de comercio minorista procesan sus propios productos e incluso los comercializan bajo su propia marca.