Arte hecho con productos frescos

Las ensaladas de Rabbit están hechas a base de productos frescos y van desde las ensaladas tradicionales hasta las modernas ensaladas con carne, pescado o vegetarianas y siempre aliñadas con una sabrosa salsa.

Platos modernos para el Benelux y Francia

Entre sus productos se encuentran ensaladas frescas preparadas según recetas tanto tradicionales como también más modernas que pueden contener carne, pescado, pasta, arroz, verduras, legumbre o couscous y siempre con el aliño adecuado. Además, también se ofrecen deliciosas sopas, que se preparan en menos de un minuto añadiendo agua caliente y se pueden tomar en la oficina o en casa como tentempié o también como almuerzo. Otro grupo de productos incluye platos preparados de todo tipo que solo hay que calentar brevemente y se pueden servir en tres minutos. Todos los platos de Rabbit están hechos a base de productos frescos de alta calidad y responden a las tendencias gastronómicas actuales así como a las necesidades de los consumidores. Con el paso del tiempo, esta empresa familiar se ha constituido en una marca fuerte que los consumidores asocian con buen sabor, calidad, innovación y alimentación sana. Al año se producen y envasan, en turno de 24 horas, más de diez millones de platos para ser posteriormente distribuidos en los supermercados de Bélgica, los Países Bajos, Francia y Alemania.

Atractivas etiquetas para modernos platos preparados de Bélgica

En la empresa familiar belga Rabbit N.V. se envasan ensaladas frescas, deliciosas sopas y platos preparados en bandejas y formatos muy diversos. Pero el cambio al proceso de marcado en una etiquetadora de MULTIVAC para el etiquetado en canto constituyó un verdadero reto, pues a la gran variedad de productos y formatos a etiquetar se unió el hecho de que había que integrar la etiquetadora en una línea ya existente, y la cinta transportadora no podía superar 1,5 m de longitud.

 

Rabbit consideró que había llegado el momento de reemplazar sus máquinas MULTIVAC del año 2002, que por entonces todavía se entregaban bajo el nombre de MR Etikettiertechnik.

“Ampliamos constantemente nuestra oferta de productos y, por ello, nos enfrentamos a la dificultad de tener que producir un número de formatos de bandeja cada vez mayor. La etiquetadora que utilizábamos antes no estaba diseñada para nuestras nuevas bandejas redondas. Necesitábamos una nueva solución que nos permitiese realizar el cambio de formato con más rapidez y menos costes”, explica Gert Geysen, director de Rabbit en la localidad belga de Molenstede. Otro requisito era integrar la nueva etiquetadora en una línea de envasado ya existente y que la cinta de transporte no debía superar una longitud de 1,5 metros. Los productos se recogen desde una termoselladora.

.

Dos L 310 se encargan del etiquetado en TURNo de 24 horas

Desde julio de 2016 hay dos etiquetadoras con cinta transportadora del tipo L 310 de MULTIVAC para el etiquetado superior, el etiquetado en L sobre la cara superior y frontal, así como el etiquetado en C sobre la cara superior, la frontal y la inferior. Tiene un rendimiento entre 40 y 50 bandejas por minuto. Según sea el tipo de etiquetado, se dispone de dos cantos dispensadores: para el etiquetado en L y en C, la etiqueta se aplica en vertical desde arriba por delante de la cara frontal de la bandeja. La bandeja toma entonces la etiqueta con hasta un rodillo de apriete con goma esponjosa, el cual, a su vez, aprieta la etiqueta sobre la cara frontal. Con el etiquetado en C, el rodillo se abate hacia abajo y fija la etiqueta también en la cara inferior. Al mismo tiempo, los rodillos de arriba se encargan de que la etiqueta quede bien pegada también en la cara superior. 

Para facilitar el etiquetado por arriba, un canto dispensador coloca con un cepillo la etiqueta en posición horizontal en la parte superior de la bandeja. Según la línea de envasado en que se utilice la etiquetadora en cuestión, diferirán el sentido de avance y el lado de manejo, siendo una vez de izquierda a derecha y la otra, de derecha a izquierda.

“Con la estructura modular de la L 310 hemos concebido un modelo muy compacto para la empresa Rabbit, apto para el espacio disponible y que se ha podido adaptar óptimamente a los diferentes productos, tanto desde el punto de vista técnico como económico, y que además resuelve las tres tareas de etiquetado”, explica Christian Vlasselaer, director ejecutivo de MULTIVAC Bélgica.

A fin de poder cambiar fácil y rápidamente entre las diferentes bandejas y formatos, convenía que la etiquetadora no tuviese diferentes piezas para los diferentes formatos y que tuviese el menor número posible de elementos de regulación. Por este motivo, en Rabbit se dotó a la L 310 con una regulación de altura para la etiquetadora (margen de regulación 110 mm) para así poder procesar sin problemas las diferentes alturas de bandeja. Además, la etiquetadora se puede regular lateralmente para poder posicionar la etiqueta en bandejas de diferentes anchuras.

Impresora por termotransferencia para imprimir los datos de producción

Para imprimir se utiliza la impresora por termotransferencia TTO 10. Esta impresora puede imprimir texto, gráficos, logotipos, fechas, número de lote, código de barras o 2 códigos D tanto en etiquetas como en láminas. Y todo ello con una resolución de impresión de 300 dpi. El manejo o control de etiquetadora e impresora tiene lugar a través del terminal HMI 2.0. A Gert Geysen le impresiona, sobre todo, la interfaz hombre-máquina: “Para nosotros, la principal ventaja de esta solución es su fácil manejo. La nueva HMI es muy fácil de entender, por lo que se maneja con gran rapidez y facilidad. Lo miso se puede decir de todo el sistema de etiquetado. Si con la antigua solución teníamos que ajustar la altura de la cinta transportadora para cada bandeja, ahora únicamente tenemos que ajustar la altura del dispensador de etiquetas. Y los datos de producción necesarios los imprimimos en las etiquetas con la potente impresora por termotransferencia con una precisión absoluta y una calidad de impresión excelente”.

Ventajas del etiquetado en canto

El resultado de etiquetado responde plenamente a las expectativas. Y es que un etiquetado en canto ofrece varias ventajas: por un lado, la etiqueta de sellado indica que el envase está bien cerrado y que no ha sido abierto en el punto de venta. Por otro lado, la etiqueta también sirve como etiqueta de cierre, ya que la tapa está bien fijada a la bandeja plegable. Además, en el caso de productos apilados, la información importante se puede leer sin dificultad en la etiqueta lateral. Por último, los productos se presentan de forma atractiva en el punto de venta. Los sellos y precintos revalorizan el envase y, por lo general, los consumidores los perciben como signo de una elaboración tradicional con productos frescos.